Desde 1982 McKay ha entregado generación tras generación su tradición y experiencia en galletas, acompañándo y compartiendo la buena onda. Su amplio portafolio de galletas se distingue por su incomparable sabor y calidad, con ingredientes cuidadosamente seleccionados y cumpliendo con estándares mundiales en los procesos de producción. ¡McKay, más ricas no hay!